Porteo Ergonómico

Otro de los temas que tengo pendiente hablar relacionados con la maternidad es el Porteo, pero no el porteo sin más, sino el porteo ergonómico, sabes lo que es?

porteo en bandolera anillas

Qué es el Porteo

Podría decir que porteo es el mero hecho de llevar a tu bebé encima de ti de un lado a otro, pero es mucho más. El porteo se engloba normalmente dentro de un tipo de crianza respetuosa, con apego, que prima el contacto de el bebé con su madre y/o padre. Porque cerca de nuestro cuerpo, con nuestro calor y nuestro corazón los bebés se sienten “a salvo”, más seguros.

Se refuerza el vínculo entre el bebé y sus figuras “de apego” al mismo tiempo que la persona que portea tiene las manos libres para hacer todo tipo de actividades. Además favorece la lactancia materna, ya que es fácil dar el pecho mientras se portea y el bebé encuentra todo lo que necesita mientras es porteado, el calor de su madre y el pecho, por lo que normalmente duermen plácidamente jeje

NO a las mochilas colgonas

Seguro que te suena de ver mochilas de este tipo, suelen ser las más frecuentes en las tiendas de bebés (en las no especializadas sobretodo), véase, El Corte Inglés, el Carrefour, Alcampo… etc. Es relativamente frecuente que te las regalen (la gente normalmente no entiende nada del tema por lo que realmente creen que es un buen regalo), y las hay desde “baratas” a “caras carísimas” aunque teniendo en cuenta lo dañinas y malas que son, todas son caras.

Como pista para diferenciarlas, TODAS (o el 99%) las mochilas en las que salga una imagen de el bebé mirando hacia adelante, son mochilas colgonas que llevan al bebé en una postura NO ERGONÓMICA.

mochila colgona

Se les llama de sobrenombre “colgonas” porque el bebé va como “colgado” de sus genitales, y las piernas le cuelgan, algo totalmente dañino para su cadera y espalda. Se desaconseja su uso prolongado ya que el cuerpo del bebé sufre y la espalda del porteador también, ya que estas mochilas no reparten el peso y se cuelga todo de los hombros.

Por otra parte, parece que tenemos metido en la cabeza que el bebé debe ir mirando hacia adelante “para que vea” y ahí los meten de recién nacidos… Si un bebé tarda meses en ver más de unos palmos de distancia!!!! Para qué? Para qué de frente???

No  es lo mismo Colgar

Postura ergonómica de porteo

Las opciones para portear de un modo seguro, de un modo ergonómico, van más allá de las “mochilas”. De hecho hasta los 6 meses que el bebé aproximadamente se mantiene erguido, no es recomendable usar mochilas, aunque estas sean ergonómicas, ya que se adaptan menos a los cuerpecitos pequeñitos y sus espaldas que otras opciones como fulares, bandoleras o mei tais. Muchas palabras juntas que no conoces? Os cuento más!

Según el Instituto Internacional de displasia de cadera, la postura correcta de portear a un bebé es con las piernas en forma de M o posición “de ranita”, si os fijáis en las imágenes, la postura “colgona” hace que el peso del bebé recaiga en su cadera que es “colgada” y sus piernecitas cuelgan o tiran hacia abajo.

 displasia y postura ranita

La postura correcta hace que la cadera “repose” y las piernas no cuelguen, las piernas deben ir a la altura de las caderas, de forma que se favorezca el desarrollo correcto de la fisionomía del bebé. Además el bebé va como “sentado”, y su espalda reposa en forma de C (no, no tienen que ir rectos, que son bebés) de modo que no hay tiempo máximo para ir así. Los bebés se encuentran agusto y a menudo la relajación y contacto “piel con piel” hace que se duerman.

Además al porteo se le atribuyen diferentes bondades, como por ejemplo ser de gran ayuda con los cólicos del lactante, ya que el contacto, y la postura en vertical ayudan mucho con este tema.

Hay múltiples opciones para portear de un modo seguro, favoreciendo el contacto con tu bebé y su seguridad, favoreciendo vuestro vínculo.

Mi experiencia porteando

Yo empecé con una bandolera de anillas, que seguramente no es la forma más fácil de empezar. Mis amigas sabían que buscaba una bandolera o fular (yo por entonces no entendía ni la cuarta parte que ahora) y me regalaron una bandolera por lo que les estaré eternamente agradecida, ya que aún siendo yo un poco negada para ello, nos prestó un gran servicio.

Aquí por ejemplo, no va muy bien colocada, el “asiento” no está muy bien hecho, por eso digo, que la bandolera no es lo más fácil, cuesta “hacerse” con ella.

bandolera mal colocada

Aún así, de recién nacida, Nora demandaba mucho contacto y mucha teta (una porque es ella así, y otra por el tema frenillo que no sabíamos que tenía) y en la bandolera se calmaba bastante y se dormía, y a mí me permitía hacer algunas cosillas básicas por casa (por lo menos comer cuando estábamos solas).

bandolera bien colocada

*Esta foto tiene más o menso un año, podéis ver también los cambios en mi, físicamente.

Aquí con la bandolera bien colocada, gracias a Patricia, doula y asesora de lactancia y porteo, que nos ayudó a entender un poco más la bandolera en nuestra visita a su tienda en Centro Mímame Salamanca.

mei tai hecho a mano

También usamos un Mei Tai artesanal (hecho a mano y a medida para nosotras, así conocí a Sheyla de El Alma y la Lactancia), me era más práctico que la bandolera, pero hasta los 3 o 4 meses no se puede usar tampoco.

Y desde Enero del año pasado tenemos ya nuestra opción preferida dentro de las tres cosas… Nuestra mochila ergonómica! Más práctica, más fácil de poner, más simple… También la compramos en Centro Mímame y nos ha dado un resultado buenísimo, sigue como el primer día.

mochila ergobaby classic

Con ella me fui todo el invierno pasado a pasear con la peque, llegaba la hora de la siesta, y la ponía en la mochila, ella se quedaba frita y yo pues me hacía mi hora y media de paseo.

mochila ergobaby

En mi caso, antes de intentar portear tanto, lo intenté con el carrito, y no había manera. Luego con el tiempo, ya ni me importaba el carrito porque me era más práctico y cómodo salir con la mochila. Por ejemplo, si llueve, que si plastico de lluvia para el carro, la niña en modo invernadero y yo con un paraguas para mí… Pues nada, un paraguas para las dos y vía! Salíamos de casa con una mochila en la espalda con lo básico (dos pañales, toallitas, muselina, crema y una muda) y nos íbamos a cualquier lado. Se baja de la mochila con un click, y listo.

Ahora que ya tiene 21 meses ya le apetece menos, ella quiere caminar, caminar, tocar todo cuanto escaparate encuentra, ver a los perros… y los momentos en que va en “brazos” suelen ser mínimos. A veces… sacamos la silla de paseo, pero más que nada si vamos muy lejos o pensamos que se va a dormir… Pero es que ahora está en la fase explorar el mundo a pie, y rara vez me pide la mochila.

paseo porteando

Comentar que la mochila que yo tengo es una Ergobaby Classic, que aguanta hasta los 18 kg aproximandamente (osea, lo mismo hasta los 4 años podemos usarla), ahora pesa 12 kg y se lleva estupendamente. No “pesa” ni te “deslomas” porque el peso va muy repartido entre mi cadera y mis hombros, además de que al no “colgar” no cargas el peso, ya que parte del peso va como apoyado en ti. No sé si se me entiende. No es lo mismo cargar un “peso muerto” a plomo que apoyar algo contra ti, no es lo mismo colgarte del cuello una caja de leche, que apoyarla contra ti y llevarla verdad?

Bueno, nada más, quería compartir mi experiencia con vosotras, porque además me hace daño a los ojos ver a los pobres bebés en una colgona por desconocimiento de que eso no es lo correcto, y creo que este es un modo de dar a conocer este tema, al menos de poner mi humilde granito de arena en internet.

Vosotras mamis habéis porteado? Os apetece?

Pd. Mi espinita clavada es no haber usado fular elástico con la peque, porque tampoco lo conocía casi, ahora tengo ya uno que gané en un concurso preparado por si algún día repito maternidad <3<3<3

 


Irene Medin

Siempre fui gordita, siempre tuve talla grande, pero ser madre todo lo cambia y la maternidad me encaminó a la vida sana. Sigo siendo xl pero ahora intento cuidarme y comer mejor. Nada es difícil si te lo propones en serio. Me gustan los retos y me aburro de lo de siempre.

También te podría gustar...

9 Respuestas

  1. lurdes dice:

    Muchas gracias Irene por contar tu experiencia. Es muy muy útil.

  2. pues mira que ni tengo niños, ni los voy a tener, pero leo con mucho interés tus posts, y me parecen muy útiles, con la experiencia personal, que es lo que cuenta!
    Eres un encanto!
    besos

  3. Es genial que cuentes tu experiencia, y sobre todo que adviertas del uso de las “colgonas”, enhorabuena y feliz porteo 😉

  4. lykymar dice:

    Yo tengo dos hijos, con mi hijo que es el mayor no tenía ni idea de porteo ni mochilas ni nada de eso, nos regalaron una mochila “colgona” carísima que usamos dos veces porque ni el peque ni yo íbamos cómodos, con sus 7 kilillos acababa con la espalda molida. Cuando llegó su hermana que ahora tiene 14 meses ya conocía mucho más el tema del porteo y para que nos vamos a engañar, con dos necesitaba las manos libres para atender al otro hijo y nos compramos una mochila ergonómica, tenemos la boba 4g y mi hija va encantada! Acabamos de volver de vacaciones y no tener que cargar con el dichoso carrito nos ha alegrado las vacaciones tanto a mi marido como a mi así que 100% encantada con el porteo

  5. ro dice:

    Hola pregunta para las mamas porteadoras, el porteo te lleva al colecho??? Quiero empezar con el fular pero tengo miedo q por la noche mi bebe no quiers dormir en su catre y no quiero saber nada con el colecho

  6. rumbeira dice:

    Gracias por el post!!!!Soy una futura mama primeriza quiero saber mas de porteo, sabes donde puedo aprender en galicia?

    • Irene Medin dice:

      Pues claro, yo lo que controlo es en A Coruña, no sé si eso te apaña. Puedes buscar si alguna asociacion de asesoramiento a la lactancia hace alguna charla o te sabe decir de algún sitio que sepan de porteo. Por ejemplo aquí en Coruña la asociación Teta e Coliño (que hay en Santiago y Vigo creo recordar) hacen a menudo charlas sobre porteo. También en coruña hay una tienda que se llama En Brazos donde asesoran muy bien sobre el tema.

  1. 6 marzo, 2015

    […] Es muy difícil quitar de la mente algo tan arraigado como el tema carrito. Yo sé hoy en día, que se puede vivir perfectamente sin carrito como mínimo los primeros meses, casi casi el primer año. Pero la verdad es que yo misma veía el carrito como una necesidad vital e imperiosa para recibir a mi bebé. Mi hija no quería carrito. Ni que le pusieras muñequitos, ni que le alzaras el capazo para ver a su alrededor. Lloraba desconsoladamente. Así que como “la necesidad hace el miembro” que se suele decir, fui usando más y más el porteo como forma de transportarla. La verdad es que nos ha resultado comodísimo os cuento las ventajas más importantes que le he visto al porteo ergonómico: […]

  2. 17 diciembre, 2015

    […] hija no fue mucho de carro (al menos en mi presencia) y fue más bien porteada, pero papá siempre se ha entendido mejor para pasearla con carrito. El año pasado para irnos de […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies